viernes, 19 de octubre de 2012

De AGE y otros sistemas de juego


Sencillo y elegante... Así definí el sistema AGE tras terminar de leer los manuales de la Caja Básica de Dragon Age. Con sus carencias y sus virtudes, que de todo tiene al igual que el resto de sistemas, me parece un conjunto de reglas divertido, ágil y suficientemente completo para que sea viable jugar una campaña con él. Y la ambientación del Dragon Age me encanta, así que... ¿Qué más puedo pedir? Ah, sí cuatro jugadores, cada uno más loco que el anterior, que según me han dicho (no sé cuán mentirosos son) se lo están pasando de puta madre con las partidas. ;-)

¿Qué echo en falta en el juego? un sistema de habilidades propiamente dicho... Al final el sistema se basa casi por completo en tiradas apoyándose en la característica, sumando un +2 si se tiene la especialización (habilidad) adecuada. No tiene más, y a su vez es una de sus virtudes y una de sus carencias... Dos caras de una misma moneda, sencillez y simplismo.

Pero, ¿y qué? No necesito un reglamento complejo para hacer una buena historia, y en muchos casos el reglamento complejo obstruye el avance de la misma. Cada vez soy más partidario de los juegos sencillos, que no eternicen las sesiones más de lo necesario... todo lo contrario a como era hace años, cuando me encantaba el 'rol táctico' (gracias a Bester Brainstormer por acuñar el término) en el que el realismo en el combate lo era casi todo. Afortunadamente dejé los combates realistas para los wargames (que para eso existen) y para rolear, me dediqué más a la narración y a la interpretación que es en lo que se basa el rol, al menos en mi opinión. A donde quiero llegar con esto es que ya no soy un universitario que se pasa 9 o 10 meses al año tocándose los huevos, y disponiendo de todo el tiempo libre para jugar horas y horas a rol. Tengo un trabajo, una pareja y afortunadamente muchos amigos y mucha vida social, y no puedo pasarme más de media sesión de juego resolviendo un solo combate, cuando si logro quedar dos o tres veces al mes para jugar a rol es porque se han alineado las estrellas.

¿Quiere esto decir que los juegos complejos son peores o mejores? ¿Que D20, Rolemaster y demás son peores que FATE, sistema narrativo o Amber?... para gustos los colores, los vinos, los whiskys y los sistemas de rol. Cada uno que juegue con el sistema que le venga en gana mientras pase un rato divertido con su grupo de rol, y punto. ¿Que a mí me gusta más un sistema ágil  aunque sea a veces demasiado genérico? Ni lo dudéis un momento... ¿Que yo solo soy uno más entre los roleros del mundo y lo que digo ni es palabra de dios, ni es más que una simple opinión de un jugador más? También...

Cada cierto tiempo en el Google+, única red social a la que estoy inscrito, surge de una u otra manera alguna discusión acerca de sistemas de juego... Irreductibles defensores del D20 contra gente que aborrece el sistema, BRPadictos contra defensores de Gumshoe,  rolemastermaníacos contra 'ultras' del FATE... ¿Y todo para qué? Para que cada uno siga jugando, diseñando, y creando en el sistema que más le gusta. Siempre he opinado, debe de ser mi alma buenista, que no hay sistema malo (bueno, alguno, algunoooo...), sino aventuras o partidas malas. Creo firmemente que con cualquier sistema (mejor o peor) se puede hacer cualquier tipo de partida, y que las reglas están siempre para ser deformadas y/o esquivadas todo lo necesario para la aventura que se esté jugando. Tampoco soy (demasiado) imbécil, y sé que hay sistemas más orientados a un estilo de juego que otros, pero he de decir que he jugado maravillosas partidas de investigación y de actuación con Rolemaster y con D&D3, cosa que a priori parece imposible, pero que con un poco de colaboración de los jugadores es bastante sencillo. Por supuesto, con un grupo que solo quiera hacer dungeon crawling D20, pues no voy a preparar una partida de investigación e interpretación, ni voy a usar un sistema narrativo (aunque por poder...).

No estoy haciendo una entrada en el blog para llamar a troleos varios, aunque es bienvenida cualquier opinión, por supuesto. Sólo quiero mostrar mi opinión acerca de toda esta lucha con los sistemas de juego... Ni ninguno es perfecto, ni una basura. Todo sistema es mejorable y adaptable, y creo que es la labor del director de juego/master/narrador/como-queráis-llamarle, adaptar las reglas a la situación que sea necesaria en el momento eso sí, con un poco de ayuda de los jugadores. Mientras que como jugador de wargames, soy bastante inflexible con las reglas acordadas antes de la partida (incluidas reglas de la casa que puedan usarse), en rol muchas veces me sobran. Un ejemplo que puedo daros fue una de las mejores partidas que dirigí,  a La Llamada de Cthulhu, en el que durante más de 6 horas se hicieron dos tiradas de dados... El resto fue solucionado con interpretación y lógica. Por cierto, fue una maravilla ver como los jugadores interactuaban entre sí durante más de media hora, siendo ellos los personajes, y yo (como master) ni existía. Era el momento en que me recostaba en mi asiento, encendía un cigarro y visualizaba la escena que se representaba enfrente de mí... Una verdadera maravilla :-D

Para cerrar el artículo, volvemos al principio, a AGE... No representa un combate de forma realista, se queda un poco corto con el tema de las habilidades, pero agiliza el juego de forma exponencial favoreciendo la interpretación sin que la resolución de acciones y el combate sean poco más que tirar una moneda y elegir cara o cruz. Me parece un sistema equilibrado (dentro de lo sencillo) y con mucha proyección si se le cuida bien en el futuro. Si podéis, probadlo... Seguramente no gustará a los extremistas en los sistemas de juegos roleros, pero a la gente que estáis por el medio seguro que os encanta.


Por último, y no por ello menos importante, recalcar una vez más que esta entrada es SUBJETIVA, es una mera opinión, que no tengo porque tener la razón absoluta, ni creo tenerla. Y me gustaría recordar a todos los que me estais leyendo que deberíamos #jugarmas ;-) y dejarnos de movidas sin sentido en nuestro mundillo, que bastante tenemos con los problemas reales en nuestras vidas, como para generar más tontamente... y aún con más razón en nuestro hobby, que es lo que debería darnos alegrías, darnos un respiro y ayudarnos a llevar el día a día de nuestra rutina. ¡He dicho! :-P (Por supuesto, éstas son palabras de un buenista de mierda XD, así que sois totalmente libres de no hacerme ni puto caso, :-P)