miércoles, 5 de febrero de 2014

Batalla de Antietam (III): Final de la Batalla

14:45 Pocos movimientos importantes a esta hora. Los generales intentan a marchas forzadas reorganizar sus líneas, muy castigadas tras los últimos combates. 

Los únicos movimientos importantes los realiza la caballería de Stuart, que de nuevo reorganizada, vuelve a castigar el flanco derecho unionista, destrozando la división de Williams, cuyas últimas brigadas aguantan como puede. McClellan, viendo que todo el ataque por el norte peligra al tener su flanco derecho expuesto, ordena a Sumner que asigne su división de reserva a reforzarlo. French y sus hombres cruzan todo el frente nordista a marcha forzadas para llegar a su nuevo puesto antes de que sea demasiado tarde. 

Doubleday comete un error, teniendo comprometidas las brigadas de Gibbon, Phelps y Hofmann, y debilitadas por el ataque, decide ordenar que sigan presionando, pese a estar aisladas del resto de unidades unionistas. Pagará caro ese error, pese a que en un principio logra hacer retroceder aun más a las brigadas de Lawton.

15:30 Williams se retira del flanco derecho nordista al ver llegar a French y a sus hombres a marchas forzadas. Stuart, también retrocede y se queda a la espera de cómo se desarrollan los acontecimientos en ese lado.

Un poco más al este, las brigadas de Doubleday son casi exterminadas por un contraataque sudista y al terrible fuego de artillería. Cientos de hombres corren hacia la línea azul pisoteando cadáveres que hasta hace poco combatían junto a ellos hombro con hombro. Lawton y Hood tienen ahora tiempo de reorganizar su defensa, que ha estado en peligro de desquebrajarse hace bien poco. JR Jones, en el extremo occidental de la línea defensiva sudista, aguanta bien defendida entre los arboles del pequeño bosque en que se encuentran. 

Más al este, Sumner ordena un ataque total a las líneas sudistas. Éstas aguantan como pueden, pero son obligadas a retroceder hacia Sharpsburg. Aun ninguna zona de la ciudad ha sido tomada por los unionistas, pero la presión se hace cada vez más insoportable para Jackson y Longstreet. 

Al sur DR Jones sigue a la expectativa… Los hombres de Rodman y Scammon tampoco avanzan. Mientras en el norte hay combates sangrientos, en el sur no se escucha ni un solo disparo.

Los peores temores de Lee se ven cumplidos… McClellan ordena movilizar a la caballería de Pleasenton y al cuerpo de Porter. Éstos se acercan al Antietam para cruzar por el puente al este de Sharpsburg, y Longstreet inmediatamente ordena a Walker que mueva a sus hombres hacía allí para taponar esa zona. La caballería nordista cruza al galope la retaguardia unionista para llegar cuanto antes a la zona oeste y reforzar el ataque por aquel lado. Su problema es el terreno irregular que tiene entre ellos y su objetivo que les retrasará demasiado.

16:15 Stuart ve a lo lejos a la caballería nordista acercándose y decide retirarse y cubrir el flanco izquierdo de Jones, que se retira unos cientos de metros para colocarse en el flanco de Lawton. Frente a él French reordena sus tropas y avanza cautelosamente hacia las líneas confederadas. Franklin, ya casi fuera de la batalla debido a sus innumerables bajas, se queda a una distancia segura, y da órdenes a sus baterías de que hagan fuego continuo contra las líneas grises. Un poco más al este, las tropas de Hooker apoyan el ataque de Sumner, sin mucha efectividad. Éste en cambio, logra hacer retroceder aun más a las tropas de Longstreet. Tanto Anderson como McLaws se encuentras en una posición muy complicada, pero aguantan el tipo como pueden.

En este momentos los confederados solo se pueden considerar victoriosos en un punto, las bajas. Comparando con los nordistas, sus bajas son mucho menores, pero el empuje unionista es demasiado fuerte para pararlo en seco sin sufrir tantas bajas como ellos. Algo que Lee no puede permitir estando en tan franca inferioridad numérica.

Al sur de esta masacre, las divisiones de Scammon y Rodman atacan sin piedad a la división de DR Jones tras un bombardeo sistemático por parte de la artillería nordista.  Los confederados no aguantan y se retiran. La batalla puede estar a punto de terminar. Si el ataque por el sur fructifica y Jones no es capaz de detenerlo, es muy posible que peligre la ciudad de Sharpsburg, y lo que es aún peor, toda la retaguardia confederada.

Pero, cuando Lee ve todo perdido, surge una buena noticia para él. La división de AP Hill entra en el campo de batalla cuando ya nadie contaba con ellos. Inmediatamente, Jackson ordena que fuercen la marcha y apoyen a DR Jones antes d que sea demasiado tarde. Scammon y Rodman, al otro lado de la colina, no ven aproximarse los refuerzos sudistas. 

17:00 La división de caballería de Pleasenton llega a su destino. French la espera para ejecutar un ataque combinado que, de salir bien, sería el fin para el flanco izquierdo sudista, compuesto por la caballería de Stuart y la división de DR Jones, quizás la mejor unidad de toda la batalla que ha aguantado oleada tras oleada de ataques casi sin inmutarse.


Williams, que ha conseguido reorganizar a gran parte de las tropas huidas, y debido a sus ansias de victoria tras los desastres que ha sufrido, decide atacar y aproximar tropas al frente. No tiene mucho éxito no obstante.

Algo más a su izquierda, Hooker hace retroceder a sus tropas y reorganiza sus brigadas, para un ataque en masa más adelante. Aún más allá, Sumner continua el ataque, que logra hacer retroceder aun más a los confederados, pero al igual que Hooker decide no perseguirles para organizar un ataque masivo más tarde.

En el Antietam las primeras brigadas de Porter cruzan el río y se enfrentan a la división de Walker, quien logra defender su posición sin apenas problemas. Y al sur los muchachos de AP Hill recién llegados y frescos, atacan a los sorprendidos nordistas que no les habían visto llegar y les fuerzan a retirarse.

17:45 El principio del fin para los confederados llega ahora… Tras resistir una y otra vez los envites unionistas, la división de DR Jones es prácticamente borrada del mapa tras un ataque combinado de la infantería de French y caballería de Pleasenton. La caballería de Stuart también sufre este ataque y es totalmente desbandada. El flanco izquierdo confederado ha caído.


En el centro de la línea confederada, Hooker y Sumner realiza un ataque masivo combinado con casi todo lo que les queda, y aunque en un principio el muro defensivo de Jackson aguanta, al final se resquebraja y se rompe… La Unión entra por fin en Sharpsburg.

Más al sur, más brigadas de Porter cruzan el Antietam pero la defensa de Walker es férrea, y no logran avanzar. Y finalmente DR Jones y el recién llegado Hill lanzan un ataque conjunto contra las tropas nordistas, no demasiado afortunado, peor lo suficiente para que dejen de ser un peligro para la Confederación.

18:30 El sol se oculta lentamente por el oeste… No hay suficiente luz para continuar la batalla, y Lee se alegra por ello. No hubiera aguantado mucho más. Ordena retirada de las posiciones y abandonar Sharpsburg. Poco a poco comienza a recibir informes de sus generales, y queda sorprendido de las, relativamente, pocas bajas sufridas. Durante la noche decide por fin retirarse completamente de Sharpsburg y dirigirse a territorio amigo. Está en inferioridad numérica y no puede permitirse el lujo de permanecer en territorio unionista y poder llegar a perder todo su ejército.

McClellan en otro lado se horroriza en cambio al ver la cantidad de bajas sufridas en el ataque. Pero al menos ha tomado la ciudad… y aun así Lincoln, que le acompaña en su tienda está tremendamente disgustado. Culpa al general de todas las bajas sufridas debido a su ineficacia. Si hubiera atacado en masa desde un primer momento, los cuerpos de Hooker, Franklin y Sumner no hubieran sufrido tanto, y la vida de muchos soldados se hubieran salvado… Sale airado de la tienda sin permitir al veterano general la más mínima réplica…


CONCLUSIÓN
Esta reproducción de la batalla puede considerarse una victoria menor de la Unión, aunque con muchos peros… Históricamente la batalla se considera un empate (tácticamente no concluyente) aunque estratégicamente una victoria para la unión, ya que esta batalla provocó la retirada definitiva de Lee de territorio del Norte. 

En la batalla simulada la Unión ha avanzado mucho más por el norte y tomado posiciones en la ciudad de Sharpsburg, cosa que en la realidad no lograron, pero a costa de un número muy superior de bajas (unas 17.000 bajas entre muertos, heridos, y prisioneros frente a las 12.400 de la batalla real). También hay que destacar que se ha conseguido que McClellan movilizase las unidades al otro lado del Antietam antes que en la batalla real, con lo que la defensa confederada ha sufrido más ataques y durante más tiempo.

La Confederación en cambio ha sufrido muchas menos bajas que en la batalla real (unas 7.000 bajas entre muertos, heridos, y prisioneros frente a las 10.316 de la batalla real) debido principalmente que la línea defensiva del norte ha ido retrocediendo poco a poco, cediendo espacio, pero evitando bajas. Aunque hay que destacar la cantidad de cañones que ha perdido capturados o destruidos por los nordistas (100 cañones perdidos por el Sur y 5 por el Norte). 

Como juego, éste tiene algunos agujeros en la reglas… O más bien, no están del todo bien explicadas ni redactadas. Gracias al reglamento de Triumph & Glory que conozco (el hermano napoleónico de los Glory de la ACW) he podido cubrir los agujeros que he ido encontrando sin demasiada complicación. Lo más importante es que me he divertido con el juego, y pese a que en un momento la cantidad de unidades a manejar son enormes para alguien no acostumbrado a estos juegos, el sistema es asequible para casi todos los públicos. 

En fin, que una vez terminada la batalla de Antietam tenemos en un futuro la batalla de Cedar Creek. Pero antes de eso hay otros juegos, batallas y campañas que jugar… El siguiente va a ser RAF, un juego en solitario que recrea la Batalla de Inglaterra, la gran operación aerea de Luftwaffe para destruir a la RAF durante verano de 1940.